Categories
Euro

Cientos de miles de ucranianos forzados a entrar en Rusia, dice EE.UU.


Estados Unidos tiene pruebas de que “cientos de miles” de ciudadanos ucranianos han sido interrogados, detenidos y deportados a la fuerza a Rusia en “una serie de horrores” supervisados ​​por funcionarios de la presidencia de Rusia.

La acusación se produjo durante una reunión del Consejo de Seguridad convocada por Estados Unidos y Albania para discutir las “operaciones de filtración” de Rusia.

Rusia inmediatamente desestimó la acusación como “fantasía”, calificándola como el último invento en una campaña de desinformación contra el país.

La embajadora de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, dijo que las estimaciones de una variedad de fuentes, incluido el gobierno ruso, indican que las autoridades rusas han interrogado, detenido y deportado a la fuerza entre 900.000 y 1,6 millones de ucranianos.

Ella dijo que se envían a Rusia, a menudo a regiones aisladas en sus regiones del lejano oriente.

Este número involucra a los ucranianos que huyen voluntariamente de la guerra en su tierra natal y a los que son trasladados a la fuerza a Rusia pasando por una serie de “puntos de filtración” donde el tratamiento supuestamente varía desde interrogatorios, recopilación de datos y registros al desnudo hasta ser apartados, torturados y enviados a un centro de detención. centro de detención en Rusia y nunca más visto.

“Estas operaciones tienen como objetivo identificar a las personas que Rusia considera insuficientemente compatibles o compatibles con su control”, dijo Thomas-Greenfield. “Y hay evidencia creciente y creíble de que aquellos considerados una amenaza para el control ruso debido a las inclinaciones pro-ucranianas percibidas son ‘desaparecidos’ o detenidos más”.

La presidencia de Rusia no solo está coordinando las operaciones de filtración, sino que también proporciona listas de ucranianos que serán objeto de filtración, agregó.

Thomas-Greenfield dijo que las estimaciones indican que miles de niños han sido objeto de filtración, “algunos separados de sus familias y sacados de orfanatos antes de ser dados en adopción en Rusia”.

Según información de Estados Unidos, “más de 1.800 niños fueron trasladados de las áreas de Ucrania controladas por Rusia a Rusia” solo en julio, dijo.

En respuesta, el embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, acusó a Occidente de intentar mancillar a su país.

Dijo que más de 3,7 millones de ucranianos, incluidos 600.000 niños, han ido a Rusia o a zonas separatistas controladas por Rusia en el este de Ucrania, pero “no están en prisión”.

“Están viviendo libre y voluntariamente en Rusia, y nadie les impide moverse o dejar el país”, dijo.

Nebenzia dijo que esos ucranianos pasaron por “un procedimiento de registro en lugar de filtración” similar al de los refugiados ucranianos en Polonia y otros países de la Unión Europea.

La jefa política de la ONU, Rosemary DiCarlo, pidió que se investiguen las acusaciones “extremadamente perturbadoras” y persistentes “de desplazamiento forzado, deportación y los llamados ‘campos de filtración’ dirigidos por la Federación Rusa y las fuerzas locales afiliadas”.

Pidió el acceso de la ONU a los ucranianos que viven en áreas controladas por Rusia y reiteró que el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Misión de Monitoreo de Derechos Humanos de la ONU en Ucrania “deben tener acceso sin obstáculos a todas las personas detenidas en relación con la guerra en curso”.

“Esto incluye el acceso a lugares de internamiento de prisioneros de guerra ucranianos y detenidos en la Federación Rusa”, dijo. “Ambas partes del conflicto deben cumplir plenamente con sus obligaciones en virtud del derecho internacional”.



Source link