Categories
Euro

Parlamento británico elabora plan para excluir a parlamentarios acusados ​​de faltas graves


LONDRES — Las autoridades parlamentarias del Reino Unido han abierto por primera vez un camino para prohibir a los parlamentarios que enfrentan serias acusaciones penales en Westminster.

La Cámara de los Comunes tendría el poder de prohibir formalmente a los parlamentarios acusados ​​​​de agresión sexual o violenta del estado parlamentario, según los planes que está considerando el órgano de administración de los Comunes.

En la actualidad, se espera que los parlamentarios que enfrentan denuncias de agresión sexual lleguen a un acuerdo informal con los látigos y el presidente de la Cámara de los Comunes para mantenerse alejados del parlamento, pero no hay forma de hacerlo cumplir. El personal parlamentario, los sindicatos y los activistas por los derechos de las víctimas han argumentado durante mucho tiempo que esto no es suficiente, pero los intentos anteriores de establecer un bar formal han fracasado.

El año pasado, Imran Ahmad Khan, ex parlamentario conservador que fue encarcelado por agredir sexualmente a un niño, se presentó en el parlamento mientras esperaba el juicio a pesar de comprometerse a mantenerse alejado de las instalaciones.

La Comisión de la Cámara de los Comunes consultará sobre las propuestas antes de tomar una decisión a principios del próximo año, según el minutos de su última reunión. Según el plan, los parlamentarios también tendrían prohibido reclamar gastos de viaje hasta que se resuelva el caso en su contra.

En abril, un grupo de parlamentarios de varios partidos en el comité de procedimiento de la Cámara de los Comunes descartó una investigación sobre el asunto, citando la dificultad de encontrar un mecanismo adecuado y el peligro de romper la confidencialidad de las investigaciones.

Los expertos en procedimientos creen que la el cambio de regla propuesto tendría que ser aprobado por los parlamentarios, pero no requeriría legislación.

Mike Clancy, secretario general del sindicato Prospect, acogió con satisfacción la medida como un “avance para hacer del parlamento un lugar de trabajo adecuado para el siglo XXI”, pero dijo que era “decepcionante” que la Comisión no estuviera dispuesta a considerar la exclusión desde el momento del arresto.

Jenny Symmons, presidenta de la rama GMB del personal de los parlamentarios, dijo que sería “un paso crucial para proteger a la comunidad parlamentaria y a los miembros vulnerables del público”.





Source link