Categories
Sports

Los Padres se balancean por las cercas mientras los Nacionales tocan fondo


En uno de los intercambios más importantes en la fecha límite de la historia del béisbol, el jardinero Juan Soto de los Nacionales de Washington se dirige a los Padres de San Diego en un acuerdo exitoso que fue anunciado por ambos equipos antes de la fecha límite de intercambios a las 6:00 p. m. el martes.

El intercambio, que se había retrasado más temprano porque el primera base Eric Hosmer invocó la cláusula limitada de no intercambio en su contrato, envía a Soto y al primera base Josh Bell a los Padres a cambio de una impresionante cantidad de prospectos: el campocorto CJ Abrams. , los jardineros Robert Hassell III y James Wood, el lanzador zurdo MacKenzie Gore y el lanzador diestro Jarlin Susana.

El primera base Luke Voit fue agregado al trato con los Nacionales más tarde el martes para reemplazar a Hosmer, quien posteriormente fue cambiado a los Medias Rojas de Boston.

Mike Rizzo, el gerente general de los Nacionales que firmó a Soto fuera de su República Dominicana natal cuando tenía 16 años, dijo a los periodistas que fue un “día difícil” y que no había un edicto para canjear a Soto.

Rizzo dijo a los periodistas que sentía que los Nacionales no iban a poder mantener a Soto a largo plazo y pensó que lo máximo que el equipo podía obtener a cambio de él era ahora. Elogió a los Padres y a su gerente general, AJ Preller, no solo por cumplir sino por superar el alto precio solicitado. “No tienen miedo”, dijo Rizzo.

Soto, de 23 años, había sido objeto de intensa especulación comercial durante muchas semanas. Es raro que un toletero tan talentoso y tan joven sea enviado lejos.

El movimiento más similar en los últimos años fue cuando los Dodgers de Los Ángeles adquirieron a Mookie Betts de los Medias Rojas de Boston, pero incluso en ese caso, tenía 27 años, cuatro años mayor que Soto.

Pero los Nacionales, que ganaron la Serie Mundial de 2019 con un núcleo joven y emocionante, han tenido problemas en el campo desde entonces. Y a medida que aumentaron esas dificultades, se han visto agravadas por las salidas de casi todos los jugadores notables del roster del equipo en 2019: el jardinero Bryce Harper, el campocorto Trea Turner, el antesalista Anthony Rendon y Soto se han ido.

Después de que los Nacionales en reconstrucción no lograron firmar a Soto con una extensión de contrato, rechazó el último esfuerzo, un contrato de 15 años y $440 millones que habría sido el contrato más grande en la historia del béisbol, el equipo comenzó a considerar ofertas por él. Soto está programado para llegar a la agencia libre en 2025, por lo que los Padres lo tendrán bajo el control del equipo durante las próximas tres carreras por el banderín, incluso sin una extensión.

“Es difícil”, dijo el bateador designado de los Nacionales, Nelson Cruz, uno de los mentores de Soto, quien señaló que Soto había comprado una casa en el área de Washington. “Era la cara de la franquicia. Sé que lo vamos a extrañar y los fanáticos también lo extrañarán”.

El relevista de los Nacionales, Sean Doolittle, agregó: “Aunque había una posibilidad de que esto sucediera, parece que durante el último mes más o menos, todavía se siente un poco impactante y desorientador”.

Los Padres, con un sistema de fincas profundo, acordaron desembolsar a varios de sus mejores jugadores jóvenes y prospectos a cambio de Soto y Bell, un agente libre al final de esta temporada.

Abrams, quien hizo su debut en las Grandes Ligas en abril, y Gore, quien recientemente aterrizó en la lista de lesionados de las Grandes Ligas por una lesión en el codo, alguna vez fueron los mejores prospectos generales de los Padres. Hassell actualmente posee ese título, según la clasificación de MLBcom, mientras que Wood, un jardinero central de 6 pies 7 pulgadas, ocupa el tercer lugar. Susana tiene efectividad de 2.45 en pelota de novatos.

Todos los jugadores que los Nacionales adquirieron de San Diego, excepto Voit, un ex toletero de los Yankees, tienen 23 años o menos. Si bien los Padres mejoraron furiosamente en la fecha límite de canjes con las incorporaciones del cerrador Josh Hader, el jugador de cuadro Brandon Drury, Bell y Soto, los Nacionales ingresaron el martes con el peor récord (35-69) en el béisbol y aún menos talento en las mayores. casa club de la liga.

“No va a ser fácil para los fanáticos”, dijo el relevista de los Nacionales, Tyler Clippard. “Es un jugador de tipo generacional y cada vez que pierdes es difícil para nosotros. Pero probablemente sea más difícil para los fanáticos porque estoy seguro de que querían que estuviera presente durante los próximos 15 años”.

La incorporación de Soto a los Padres los catapulta a la contienda por la Serie Mundial. Con una desventaja de 12 juegos sobre los Dodgers en la carrera por el Oeste de la Liga Nacional hasta el lunes, San Diego se encuentra en una posición privilegiada para hacerse con uno de los tres puestos de comodín de la liga. Soto se une a una alineación peligrosa que incluye al tercera base All-Star Manny Machado, el campocorto Fernando Tatis Jr. (quien se espera que regrese pronto de una lesión en la muñeca), el segunda base All-Star Jake Cronenworth y Bell, quien estaba bateando .301 antes del comercio.

Drury, quien fue adquirido de los Cincinnati Reds, puede jugar en múltiples posiciones defensivas y bateaba .274 con 20 jonrones en el momento del intercambio, mientras que Hader, el taponero de los Milwaukee Brewers desde hace mucho tiempo, fue un All-Star el mes pasado antes. una mala racha en las últimas semanas hizo que su efectividad se disparara.

Pero la joya indiscutible del día fue Soto, un jardinero dos veces All-Star, que bateó .246 con 21 jonrones y un porcentaje de embase más slugging de .894 en 101 juegos para los Nacionales en 2022. Esos números califican como un año malo para la joven superestrella. Anteriormente, ganó la Serie Mundial en 2019, un título de bateo en 2020 y el Home Run Derby el mes pasado. Desde su temporada de novato, en 2018, solo nueve jugadores habían acumulado más victorias por encima del reemplazo hasta el lunes, según FanGraphs.

“Tuvimos mucha suerte de tenerlo”, dijo Doolittle. “No ganamos esa Serie Mundial sin él. Es probablemente el mejor jugador de béisbol. Está teniendo un mal año y su OPS todavía está en .900. Sus composiciones son miembros del Salón de la Fama”.

David Waldstein contribuyó con reportajes desde Washington.





Source link